Animar…se da de diferentes formas. Puede ser tan simple como un gesto con tu mano indicando que todo va bien, una palmadita en la espalda, palabras como “bien hecho”, un abrazo, una oración o simplemente sentarse y escuchar a la persona. Cada día recibo animo de parte de una persona, personas o algo que ocurre en mi vida.

Precisamente hoy, estuve en una reunión desayuno del grupo “Restoration Outreach Dallas” con el Dr. Jeff Parker, sus amigos y colaboradores, ex-confinados y otras personas. Cada uno de nosotros fuimos animados en ese evento. El miércoles, realmente necesitaba animo de parte del Señor en cuanto al ministerio de Abiding Fathers. Ese día recibimos en el correo un donativo no esperado de $5,000.00 de un buen amigo como también noticias de que un donativo de $7,500.00 vendría de parte de la iglesia donde me congrego.

Papás, nuestros hijos y esposas necesitan nuestro ánimo y apoyo diariamente o inclusive varias veces al día. ¿Te has detenido a pensar, al final del día, como animaste o apoyaste a tus hijos y esposa? Debe de ser una buena práctica para llevar a cabo. Antes de retirarme a dormir, pauso por un momento y en oración reflexiono en todo lo que lo llega a mi mente de lo que el Señor hizo por mí ya sea directamente o a través de otros, por mi familia y por aquellos que conocí durante el día. También pienso en como el Señor me utilizo durante el día. No reflexiono en nada más. Para mí son reflexiones de ánimo.

Recientemente tuve la oportunidad de almorzar con Tim Wilson quien compartió conmigo una historia sobre su hija. Ella es una joven muy talentosa y estaban hablando sobre cómo utilizar su energía y talentos. Tim sentía que su hija no estaba utilizando al máximo los dones y talentos que Dios le había dado. En una reciente visita Tim le expreso a su hija: “Mi amor, tú tienes toda la energía que necesitas, solo tienes que soltar el cloche”. Tal vez deba pausar aquí para explicar a los lectores jóvenes lo que es el cloche del vehículo. Me encanta las palabras de ánimo de Tim para su hija: “Mi amor, eres talentosa, tienes lo que se necesita-ve y alcánzalo.”  

 Este es un padre comprometido con su familia. El conoce bien los dones y talentos que Dios les ha bendecido. Tim es quien anima tanto a su hija como a su familia. Él no estaba criticando; él estaba proveyendo confianza para seguir adelante. ¿No es eso lo que significa animar? Lo podemos ver a través de la Escritura. En 1 Tesalonicenses 5:11 nos dice: “Por eso, anímense y fortalézcanse unos a otros, tal como ya lo están haciendo.” ¿Lo puedes ver? “tal y como ya lo estan haciendo.” Quiere decir que ya había comenzado, esta sucediendo en el presente y ha de continuar en el futuro. ¡Mantener y mantenernos…animándonos!

Para ser mas especifico, esto es lo que Jesus le estaba enseñando a sus discípulos y a quienes le estaban escuchando y hoy nos lo dice a nosotros: “El ladrón viene solamente para robar, matar y destruir; pero yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia” (Juan 10.10). Tim le estaba enseñando a su hija a apropiarse de la vida abundante que Jesus ha preparado para ella. Y como el Señor es la vida verdadera, Tim estaba una vez más señalando la vida de Jesús en su hija.

Papás, ahora más que nunca necesitamos que te levantes y animes a tu esposa e hijos, inclusive a tus nietos. El enemigo te está atacando a ti y a los tuyos aun cuando no te des cuenta. Él está tratando de robar, matar y destruir los miembros de tu familia. ¿Eres un buen pastor de tu familia o solamente estas como un empleado a tiempo parcial? ¡Ellos necesitan tu presencia, tu animo-Hoy!

Piensa por un momento, seriamente, cuando fue la última vez que diste palabras de ánimo a algún miembro de tu familia. ¿No crees que debes de hacerlo? De hecho, te motivo, te animo a que tomes un tiempo para que le escribas una carta (escrita a mano en un buen papel) de bendición antes del día de Navidad. Entrégala como uno de tus regalos, no importa la edad de la persona. Y mientras estás haciendo esto, que tal si incluyes a tus padres, si aún viven. Te aseguro que les encantaría.

Ahora bien, creo que debes de estar alegre que tuve la oportunidad de almorzar con Tim y que el compartiera esta historia de su hija conmigo. Yo lo estoy.

Copyright 2017
Bill C. Dotson
Life Today
www.abidingfathers.org
bill@abidingfathers.org
Versión de la Biblia: DHH
Traducción y adaptación: Rafael Gutierrez, pastor.
Abiding Fathers en Español