SEIS D’S MORTALES: frecuentan en la vida de muchos, nos persiguen y nos retan en diferentes formas. Pero son especialmente desalentadoras en los jóvenes que estan tratando de maniobrar en convertirse en adultos. Los papás necesitan estar muy conscientes de estas D’s en la vida de sus hijos. ¿Cuáles son?

Desanimo…falta de afirmación, miedo al fracaso

Desilusión…todos sus sueños o metas parecen desaparecer o fuera de alcance.

Desesperación…todas las cosas y todas las personas parecen estar en su contra.

Desconfianza…las personas o instituciones no muestran que son de confianza.

Depresión…falta de auto estima o soledad

Drogas…un medio de escape de todo lo ya mencionado.

Eventualmente esto los lleva a la ¡derrota!

Papás, es por esto por lo que su habilidad de escuchar es tan importante. Primero, tienen que estar presentes. Yo lo sé, también cometí este error muchas veces anteriormente. Cuando te hablan, ¿estas escuchando y entendiendo cual es el verdadero asunto? Esto es otra de mis fallas como padre en el pasado. Si no estás escuchando y entendiendo correctamente entonces es prácticamente imposible ayudarlos de la manera correcta.

Escuchar es una habilidad que se puede dominar, se puede mejorar. Aquí hay diez formas sencillas para empezar a escuchar bien. Hay más, pero estas te ayudaran a comenzar a ser una persona que escucha con efectividad. Creo que debo comenzar con decirte: “¡Siéntate, cállate y escucha!” Bueno, espero que me escuches.

  • Enfócate y concéntrate.
  • Haz contacto visual siempre que sea posible.
  • Escucha lo que no se está diciendo.
  • Observa el lenguaje del cuerpo.
  • Haz las preguntas pertinentes en vez de ofrecer consejos.
  • Comenta sobre lo que escuchaste a su debido tiempo.
  • Repite lo que escuchaste de parte de ellos si es apropiado. (¿Te escuche bien?)
  • Utiliza la Biblia cuando sea necesario al ofrecer consejos.
  • Aprende a regocijarte en lo que te dicen si es apropiado.
  • De igual forma, muestra empatía cuando sea necesario.

Tal vez ellos necesitan escucharte decir- “Gracias por compartir esto con tu papá. Te amo.”– más seguido. Oh, se me olvido este punto, lo más seguro tu esposa es mucho mejor que tú en escuchar, por lo tanto, aprende algunas indicaciones de ella. Te aseguro que a ella le va a encantar.

Y sobre todo no trates de arreglar todo, permite que ellos terminen de compartir contigo sus preocupaciones. Vas a descubrir que lo que querían decirte es ser escuchados. También debes de desarrollar la destreza de escuchar los asuntos pequeños de tus chiquillos pues cuando ellos crezcan y compartan sus asuntos más grandes vas a encontrar que aun los pequeños asuntos eran grandes para ellos tiempo atrás.

¿Dónde has de comenzar si tus habilidades de escuchar no son tan efectivas? Te recomiendo que vayas al libro de Proverbios y hagas una búsqueda de la palabra “escuchar”. También puedes utilizar una buena concordancia bíblica. Podrás ver cuántos versículos tratan de este tema. Al aprender a escuchar a Dios a través de su palabra, obtendrás mejores destrezas de escuchar a tu familia. He aquí un buen ejemplo 19:20—“Escucha el consejo, y recibe la corrección, Para que seas sabio en tu vejez.”

Escuchar es una de las expresiones más altas de amor. Al escuchar a Dios le muestras cuanto le amas. Lo mismo se aplica a tu esposa y tus hijos. Tal vez falles en algunos aspectos como padre, pero podrás lograr muchísimo escuchando bien. Recuerda lo que dijo Frank Tyger:

 “Escucha bien. Tus oídos nunca caerán en problemas.”

Copyright 2017
Life Today
Bill C. Dotson
www.abidingfathers.org
bill@abidingfathers.org

Traducción y adaptación: Rafael Gutierrez, pastor.
Abiding Fathers en Español