Primero lo primero…es una expresión asociada con establecer prioridades. Nuestra tendencia es la de poner “el carro delante de los bueyes”, hablando en sentido figurado. Dar el primer paso es algunas veces los más difícil. Para alcanzar tu primer millón de dólares, tienes que trabajar fuerte para devengar y economizar los primeros $10,000. Cuando vas a ir a un lugar que nunca has ido anteriormente, primero debes de buscar dirección y trazar un plan. No puedes construir un gran negocio y tener muchos clientes sin haber servido y satisfecho al primer cliente.

Recientemente, estuve en una reunión con mi nuevo amigo Sebastian Sheetz. El compartió un pensamiento interesante que escuchó del pastor Troy Brewer. Me impacto. Mas tarde, al reflexionar sobre el mismo, mis pensamientos se dirigieron hacia los papás y su rol en la familia.

Primeramente, debes de estar alineado antes de que puedas estar encomendado.

¡Primero lo primero! De manera que puedas pasar de ser padre a ese lugar tan especial llamado Papá, primeramente, debes de estar alienado con Aquel que puede asegurar tu éxito. ¿Dónde debemos comenzar? Sebastian sugiere Romanos 12:1-2: “Por tanto, hermanos míos, les ruego por la misericordia de Dios que se presenten ustedes mismos como ofrenda viva, santa y agradable a Dios. Éste es el verdadero culto que deben ofrecer. No vivan ya según los criterios del tiempo presente; al contrario, cambien su manera de pensar para que así cambie su manera de vivir y lleguen a conocer la voluntad de Dios, es decir, lo que es bueno, lo que le es grato, lo que es perfecto.” (DHH)

Comienzas por …presentándose ustedes mismo a Diosno viviendo según los criterios del tiempo presente…y cambiando su manera de pensar. Todo esto se realiza en y a través de la Palabra de Dios. 2 de Timoteo 3:16 (DHH) nos dice que cuatro cosas suceden: enseñar, reprender, corregir y educar en rectitud. ¡Ahora estas alineado!

¿Entonces, cuál es tu encomienda? Que seas el papá que Dios quiere que seas. Simplemente discipular tus hijos de acuerdo con lo que dice Proverbios 22:6 (DHH): “Dale buena educación al niño de hoy, y el viejo de mañana jamás la abandonará.” Como puedes ver, dar buena educación es discipulado. Las últimas palabras de Jesus registradas en el evangelio de Mateo fueron: Dios me ha dado toda autoridad en el cielo y en la tierra… Vayan, pues, a las gentes de todas las naciones, y háganlas mis discípulos…Todas las naciones comienzan en tu hogar. Luego puedes ir al vecindario, la iglesia, a otro país. ¡Primero lo primero!   

 Hay una exhortación que va muy bien con este mensaje. La Traducción en Lenguaje Actual (LTA) lo expresa de esta forma: Y ustedes, padres, no hagan enojar a sus hijos. Más bien edúquenlos y denles enseñanzas cristianas. Efesios 6:4.

¡Edúquenlos, no los hagan enojar, y denle enseñanzas cristianas! Ese es el resultado de estar alineados. Humanamente, esas tres cosas básicas no se pueden hacer bien. Pero el Espíritu Santo si puede y lo hará a través de usted. No trates de hacerlo de otra forma. Te espera el fracaso. Permite que Él te alinee y te encomiende. Entonces tendrás éxito.

Por lo tanto, estén alineados escudriñando la Palabra de Dios, cubriéndose a usted y su familia en oración, acogiendo la rendición de cuentas y siguiendo el llamado más alto que cualquier papá pueda tener-educar (discipular) a sus hijos. ¡Ahora, eso si es estar alineados y encomendados en la forma correcta! Recuerda, no es perfección, es seguir el llamado.

Copyright 2017
Life Today
Bill C. Dotson
www.abidingfathers.org
bill@abidingfathers.org

Traducción y adaptación: Rafael Gutierrez, pastor.
Abiding Fathers en Español